Ley de Salud Mental: Salud mental en colegios, universidades y la Policía

Los colegios, institutos y universidades, sean públicos o privados, deberán implementar programas para prevenir riesgos en su salud mental.

Lo mismo pasará en las instituciones que formen médicos, profesores y agentes policiales, las cuales tendrán que incorporar a su malla curricular cursos básicos de salud mental, desarrollo humano y ética.

Así lo establece la Ley de Salud Mental, aprobada ayer por el pleno del Congreso. El texto sustitutorio, que acumula 10 iniciativas, encabezadas por la del legislador Jorge del Castillo (Apra), tiene como objetivo principal garantizar el acceso a servicios, prevención, tratamiento y rehabilitación en salud mental. También prioriza la atención en centros comunitarios, de servicio ambulatorio, cercanos a los domicilios y con cobertura SIS, dejando atrás los internamientos en hospitales psiquiátricos.

Esta medida beneficiaría a 6 millones de potenciales pacientes con trastornos mentales –la mayoría por depresión, ansiedad, alcoholismo y secuelas de violencia–, quienes por ahora deben ser atendidos con menos del 2% del presupuesto del Ministerio de Salud (Minsa).

Menos internamientos

Entre otros puntos, la norma plantea reorientar los recursos de hospitales psiquiátricos (solo 3 en el Perú) a los centros comunitarios. Esto tendría relación con el cierre de los servicios de internamiento de los primeros, a fin de aplicarlos solo en casos excepcionales.

En esa línea, y como lo informó La República, se establece que los pacientes con trastornos mentales severos abandonados en hospitales psiquiátricos pueden dejar el internamiento e incorporarse a la comunidad.

Según la ley, los pacientes en condición de alta y que tengan un periodo de internamiento mayor a 45 días deberán seguir su tratamiento de forma ambulatoria. En caso que no tengan familia, deberán ser acogidos en un “hogar protegido”, nuevos espacios de reinserción social.

Al respecto, el médico psiquiatra Joel Salinas destaca que con esta norma el presupuesto destinado para la salud mental no solo se concentraría en las tres instituciones psiquiátricas de la capital, sino pasaría a los niveles de atención primaria. "De esta manera se podrá tener una cobertura más amplia y por menos dinero. No solo se destinaría a Lima, sino a las provincias más recónditas, a través de la atención comunitaria", refirió. 

En relación al futuro de los hospitales psiquiátricos, el especialista precisó que podrían seguir existiendo, pero solo para casos de alta complejidad. Sin embargo, en relación a los servicios de internamiento, se apuesta porque los pacientes crónicos dejen la institución y regresen con sus familias. "No deben servir como asilos". 

La Ley de Salud Mental establece disponibilidad de psicofármacos en postas. Además, que los servicios públicos y privados brinden atención, incluyendo ambulatoria y internamiento. También deberá atenderse la salud mental en los penales. 

Tomado de

https://larepublica.pe/sociedad/1447571-salud-mental-colegiosuniversidades-policia?fbclid=IwAR0Kw3rd3kmlCfq2vi2JV-56oKe2BHdYO5llfcz_68GceAtkliAzMKaIx2Q