Pronunciamiento

APP rechaza errada pretensión de vincular trastornos mentales con violencia y criminalidad y pide que el Gobierno considere la salud mental una política de Estado.