APP: creencia en la relación entre violencia y trastornos mentales es falsa

Fuente: Altavoz.pe

“La falsa creencia de la relación entre violencia y trastornos mentales “refuerza un estereotipo que estigmatiza, discrimina y alta el respeto a los derechos de las personas que padecen un trastorno mental”.

Tan solo horas antes del ataque contra Eyvi Ágreda por parte de un hombre que le prendió fuego en un bus y del cual se ha sugerido padecía de alteraciones mentales, la Asociación Psiquiátrica Peruana afirmaba ya que no existe relación entre trastornos mentales y violencia.

Sin embargo, es importante recalcar que hasta el momento no se ha realizado un perfil psicológico que conecte al agresor, atrapado hoy por la mañana, con el padecimiento de un presunto trastorno mental.

El texto publicado por la Asociación Psiquiátrica Peruana ha tomado relevancia tras las vinculaciones que se han realizado entre el estado mental del agresor y la violencia contra la mujer.

Hace unas semanas, el tema también estuvo en el ojo público, después de que se revelara que el hombre denunciado por acoso contra la periodista Melissa Peschiera había abandonado el tratamiento para tratar la esquizofrenia.

La necesidad de resguardar la seguridad de Peschiera frente a la imputabilidad del agresor generó posiciones encontradas.

A ello, se sumó el pedido del parlamentario andino Mario Zúñiga, que en una nota de prensa “pidió al gobierno peruano declarar en emergencia la salud mental en el país por el alarmante incremento de delitos de violación sexual de menores de edad, asesinatos de mujeres y situaciones de violencia, propiciados por personas con trastornos psicológicos y psiquiátricos que en su momento no fueron detectados ni atendidos adecuadamente”.

El pedido de Zúñiga fue contestado por la APP , que llamó “errada” a la “pretensión de relacionar los trastornos mentales con la violencia y la criminalidad en el país”.

“La violencia es un problema estructural que obedece a múltiples factores: económicos, sociales, educativos, familiares, etc.”, agregan, señalando que la falsa creencia de la relación entre violencia y trastornos mentales “refuerza un estereotipo que estigmatiza, discrimina y alta el respeto a los derechos de las personas que padecen un trastorno mental”.

En el caso sucedido ayer, la mujer, identificada como Eyvi Ágreda, de 22 años, fue rociada primero con gasolina y luego prendida en fuego por un hombre que responde al nombre de Javier.

Se supo que “Javier” habría llevado tres semanas acosando a la joven trabajadora, y que se habrían conocido en un call center. La hermana de la víctima relató que el hombre persiguió a Ágreda y que esta requirió su ayuda.

“Ella (Eyvi Liset Ágreda) hace tres semanas se comunica con su hermana, y le indica que la espere en la puerta porque un sujeto identificado como Javier la venía persiguiendo”, apuntó el general de la PNP Gastón Rodríguez Limo.

Rodríguez Limo también indicó que la mujer no denunció el caso de acoso.

El Ministerio de la Mujer ha señalado que el hombre será denunciado por tentativa de feminicidio.